fbpx

La verdad sobre los plásticos biodegradables y compostables (bioplásticos)

Una vida sin plásticos de un solo uso

Imagínese si pudiéramos simplemente renunciar a los plásticos de un solo uso. Rechazar, reducir y reutilizar. Los ejemplos de este comportamiento ya existen hoy:

  • Prohibición de bolsas de plástico en supermercados o popotes en bares
  • reducción de envases plásticos de frutas y verduras en supermercados.
  • beber agua del grifo o agua del grifo filtrada en restaurantes cuando se sirve gratis

Este cambio solo funciona si el comportamiento personal cambia, lo que siempre es difícil, o si existe una alternativa razonable. Aunque los bioplásticos no son nuevas alternativas a los plásticos tradicionales a base de petróleo, todavía parece haber mucha confusión en torno a los productos plásticos «más ecológicos».

¿Qué son los bioplásticos?

Generalmente los bioplásticos están hechos de almidón de maíz, aceite de cocina, algas o azúcar, aunque hay muchos otros materiales. Generalmente tenemos que diferenciar entre bioplásticos biodegradables y compostables, la diferencia es muy importante.

Biodegradable se refiere a un material que se descompone con la ayuda de microorganismos. Para ser etiquetado como plástico biodegradable, no hay un límite de tiempo establecido cuando el producto se descompone y estos plásticos pueden dejar residuos tóxicos.

Compostable se refiere a un material capaz de descomponerse en dióxido de carbono, agua y biomasa a la misma velocidad que la celulosa. El plástico compostable también debe desintegrarse y volverse indistinguible en el compost y no puede dejar ningún material tóxico.

Eso significa que el plástico compostable se descompone hasta un punto que puede ayudar en el apoyo del crecimiento de las plantas.

¿Cómo hacer que funcione?

El plástico compostable no se biodegrada en un vertedero.

Tirar un producto plástico «verde» en un vertedero frustra el propósito de crear y consumir plásticos biodegradables y compostables en primer lugar. Muchas personas piensan, bueno, al menos se descompondrá eventualmente … pero … bueno, en realidad , no, probablemente no. Estos plásticos especiales necesitan aire, humedad y luz solar para descomponerse adecuadamente y, desafortunadamente, los vertederos tienden a enterrar los desechos y los privan de estos elementos necesarios. Si compra plásticos compostables, depende de usted asegurarse de que termina en un ambiente de compostaje.

Los bioplásticos no se mezclan con plásticos reciclables.

Tirar sus bioplásticos junto con sus materiales reciclables puede crear un paso adicional derrochador para que la planta de reciclaje los clasifique o contamine los materiales reciclados en el proceso. Esta es la razón por la que el etiquetado claro es tan crucial: composte sus compostables

Hay bioplásticos que también se descomponen en un compost casero, pero la principal diferencia para una planta de compostaje industrial es el momento. En un entorno de compostaje industrial, los materiales pueden descomponerse más rápido porque a menudo trituran los materiales, vuelcan las pilas constantemente y alcanzan temperaturas más altas.

Economía circular con bioplásticos

Los bioplásticos encajan perfectamente en el concepto económico circular que es restaurador y regenerativo por diseño, su objetivo es mantener los productos, componentes y materiales en su lugar.
Máxima utilidad y valor en todo momento. Los bioplásticos ayudan a separarse de la economía lineal caracterizada por «hacer, usar, desechar» en favor de un modelo más circular basado en «hacer, usar, reutilizar, reciclar» Los bioplásticos, como parte de la bioeconomía, son una ilustración perfecta de circularidad en que regeneran CO2 y usan materias primas renovables para hacer productos cotidianos más sostenibles.

La producción de bioplásticos es el resultado de un esfuerzo común de todas las partes interesadas involucradas en la cadena de valor: agricultura, I + D, química verde y gestión de residuos. Los beneficios de los bioplásticos, materiales de base biológica, biodegradables, o ambos, son claros: contribuyen positivamente a nuestra economía, nuestra sociedad y nuestro medio ambiente.

Entonces, ¿pueden los bioplásticos salvarnos?

Los bioplásticos no son una bala de plata para la contaminación plástica, pero son parte de la solución.

Para ayudar a reducir el desperdicio de plástico, considere lo siguiente:

  • Dada la opción, casi siempre es mejor si podemos evitar los envases como los plásticos por completo (consulte el servicio de agua de Osmosys, sin botellas de plástico)
  • Los bioplásticos son una buena alternativa cuando se requiere empaque
  • Asegúrese de que los materiales bioplásticos tengan un impacto ambiental mínimo
  • Siempre deseche los bioplásticos en el flujo de gestión de residuos más apropiado, típicamente compostaje industrial (pregunte a su proveedor local de residuos si no está seguro)

Aprender más sobre ...

Este sitio web utiliza cookies para tener la mejor experiencia en nuestro sitio web.

Open chat